Saltar al contenido
Maquinaria y accesorios para Hosteleria

Maquinaria necesaria en tu cocina industrial

Maquinaria necesaria en tu cocina industrial
Puntúa este post 🙂

En ocasiones a la hora de montar una cocina industrial nos centramos en la maquinaria principal, pasando por alto otros elementos de la cocina igualmente importantes, a continuación te traemos un poco más de información sobre ellos:

Freidoras

Rebozados, patatas fritas, carnes empanadas, etc. La freidora es uno de las máquinas clave en la cocina de un restaurante. A la hora de elegir la mejor freidora para tu negocio debes tener en cuenta los siguientes puntos:

Tipo de producto que se va a freír

La gran diferencia es el tamaño del producto, el cual determinará las dimensiones de la cesta. Es decir cuanto más grandes sean los productos que vamos a freír mayor deberá ser el tamaño de la cesta. Debes tener en cuenta que no se pueden freír juntos en la misma freidora diferentes productos. Por ejemplo, las patatas fritas deben freírse en una cesta de uso exclusivo ya que al freír en la misma otros productos el aspecto y sabor pueden verse alterados.

Cantidad de producción

La freidora debe tener una gran capacidad de recuperación para lograr freír el producto y no pocharlo, por tanto se debe mantener la temperatura una vez introducido el producto. Se consigue con una gran cantidad de aceite o con una relación adecuada de potencia y superficie utilizando las cantidades mínimas de aceite.

Cocedor a baja temperatura

Este aparato se introduce en una olla con agua y se puede programar para que alcance la temperatura deseada, el agua hierve gracias al propio cocedor. El cocedor permite cocinar alimentos envasados al vacío a baja temperatura, de forma que los ingredientes y nutrientes se mantienen prácticamente intactos. Otras de sus ventajas es su facilidad de uso ya que es cómodo y limpio, además al poder programarse evitamos que los productos sufran sobrecocción.

Planchas

En primer lugar debemos diferenciar las planchas de gas de las eléctricas, en el primer caso tienen una potencia superior y alcanzan altas temperaturas con un consumo menor que en el caso de las eléctricas. En el caso de las planchas eléctricas, son perfectas para espacios en los que no existe instalación de gas, además son portátiles. Podemos encontrar planchas de acero laminado tratado, acero tratado y cromo duro.

Acero Laminado Tratado

Es la más básica y resulta ideal para la preparación de bocadillos, sándwiches, croissants a la plancha, etc. Muchos negocios de restauración la colocan en la zona de la barra.

Acero Tratado

Su superficie es menos porosa, gracias a las altas temperaturas que alcanza tiene un gran poder calorífico. Resulta ideal para cocinar carnes.

Cromo Duro

La superficie de cocción tiene un mayor grosor y es idónea para cocinar pescados y verduras a alta potencia.

¿Quieres más información acerca de nuestros productos? No dudes en contactar con nosotros, consulta sin compromiso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *